NOTICIAS DE LA ESCUELA DE INGENIERÍA DE LA PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE
  Inicio / Noticias por tema / Escuela /

Palabras del Decano en Ceremonia Convenio de Donación Minera Los Pelambres -UC
Enero de 2008
Señor rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, don Pedro Pablo Rosso,  
Señor Jean Paul Luksic  
Señores representantes de las empresas dueñas de Minera Los Pelambres: Nipón Mining, Mitsui, Marubeni, Mitsubishi Materials, Mitsubishi y Antofagasta PLC,  
Autoridades de la Universidad,  
Profesores y alumnos de la Escuela de Ingeniería,  
Señoras y señores:  
 
 
Las palabras que primero quiero entregar hoy día son de sincero agradecimiento a la familia de don Andrónico Luksic Abaroa, a su viuda Sra. Iris Fontbona, a sus hijos, Andrónico, Guillermo, Jean Paul, Paola y Gabriela Luksic por acoger nuestro proyecto, y al directorio y representantes de las empresas dueñas de Minera Los Pelambres, por el gesto de gratuidad y confianza que han tenido con la Escuela de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile.  
 
 
Hoy queremos expresar nuestro sincero reconocimiento que sentimos los profesores, funcionarios y especialmente los alumnos de la Escuela de Ingeniería a quienes han hecho posible concretar un anhelo tan sentido por nuestra comunidad, y que se verá realizado gracias a la generosa ayuda que recibimos de Minera Los Pelambres.  
 
 
Como ustedes saben, esta importante donación, nos permitirá apoyar el financiamiento de la labor académica para el desarrollo de la Minería en la Universidad Católica, a través de la creación de la Cátedra Internacional, Andrónico Luksic, y la construcción de un nuevo edificio que también llevará su nombre, y que comenzará a levantarse en el Campus San Joaquín de nuestra Universidad.  
 
 
La Escuela se ha planteado como parte de su tarea educativa, además de la formación profesional de excelencia de sus egresados, el fijar referentes a sus alumnos, mostrar ejemplos de vida, a través de personas que tuvieron una destacada labor y que fueron innovadores y emprendedores.  
 
 
A quienes, su creatividad, fuerza interior y convicción, les permitió superar variados obstáculos, pero lograron cumplir sus objetivos y; una vez realizados, tuvieron las ganas y la capacidad de continuar otras etapas, sin perder de vista su deber solidario, trabajando por el bien común.  
 
 
Estos edificios llevan los nombres de quienes se han destacado por sus méritos y coherencia en desarrollar proyectos que han beneficiado a todo un país y que han dado crecimiento y dignidad a sus habitantes.  
 
 
Los nombres de don Raúl Devés Julian, Hernán Briones Gorostiaga, José Luis del Río Rondanelli y ahora don Andrónico Luksic Abaroa conforman a un grupo selecto de personas de gran prestigio, a las cuales la Escuela de Ingeniería conmemora a través de la denominación de obras de infraestructura que albergan el quehacer académico y de investigación, con el objeto de que estén presentes entre nosotros, como recuerdo y memoria de su obra; y como homenaje por su aporte al crecimiento y al desarrollo de nuestra sociedad y de la Universidad Católica.  
 
 
El apoyo que hoy nos brinda Minera Los Pelambres tiene características especiales:  
 
 
Se trata del aporte más importante que ha recibido la Escuela de Ingeniería.  
 
 
Con respecto al edificio Andrónico Luksic, la construcción tendrá 6 pisos, más 1 subterráneo. Cada piso tendría 450 m2 aproximadamente, con un total de 3.150 m2.  
 
 
El subterráneo tendrá laboratorios más los servicios del edificio.  
 
 
En el primer piso tendremos un museo de Ingeniería que contendrá elementos propios de minería y de la carrera empresarial de don Andrónico Luksic. Además de una sala de usos múltiples para cerca de 120 personas.  
 
 
En el segundo piso, se instalará la Dirección de Investigación y Postgrado y un auditorio para 60 personas.  
 
 
En el tercero y cuarto pisos, salas para 50 personas, más oficina con estaciones de trabajo para alumnos de postgrado.  
 
 
En el quinto piso. 1 sala para 50 personas. Secretaría más oficinas para profesores adscritos a los centros y profesores visitantes; más oficina con estaciones de trabajo para alumnos de postgrado.  
 
 
En el sexto piso, oficinas para los profesores del Centro de Minería; más secretaría del Centro de Minería y salas de reuniones.  
 
 
Por supuesto cada piso tendrá los servicios básicos y circulaciones necesarias.  
 
 
 
La Cátedra de Minería que será impartida por prestigiosos académicos del mundo y será llenada mediante una convocatoria internacional. Esta nueva cátedra, relacionada con el desarrollo de la Minería en Chile, tendrá también el nombre de “Andrónico Luksic Abaroa”.  
 
 
Permítanme, aprovechar esta oportunidad para explayarme un poco sobre las características que valoramos en don Andrónico y que esperamos sirvan de guía para nuestros alumnos:  
 
 
Andrónico Luksic Abaroa es considerado un referente de la minería privada en Chile, razón por la cual su aporte al mundo empresarial le significó muchos reconocimientos. Me parece que entre los más importantes, cabe mencionar la distinción “Hombre del Cobre del Año”, entregado en 2003 por Cooper Club de New York, asociación internacional que agrupa a los productores mundiales de cobre; y el año 2005, el Premio Nacional de Minería que le fue otorgado por segunda vez por la Sociedad Nacional de Minería.  
 
 
Una frase que probablemente muchos de nosotros reconoceremos como característica de su personalidad es la siguiente:  
 
 
“Hay que trabajar con gran entusiasmo, porque en la medida que lo que hagas te fascine, no estás trabajando, sino que haciendo lo que te gusta".  
 
 
Así era don Andrónico. Un hombre apasionado por aquello a lo que se dedicaba. Por lo tanto apasionado también con la vida. Nunca dejó de ser un emprendedor y le gustaba lo que hacía. Así, tanto fue su convicción que logró levantar un gran conglomerado que además de acrecentar su participación en la minería, logró fortalecerse en otros ámbitos de la vida económica y empresarial, dando trabajo y estimulando el desarrollo nacional.  
 
 
Don Andrónico venía participando en obras de apoyo social desde 1966. Logró combinar la generación de riqueza con el aporte y apoyo a los más débiles. Una forma de hacer las cosas, que se concilia con el espíritu cristiano que nos alumbra en nuestra Escuela.  
 
 
Una idea que, probablemente, es común para todos los que hoy estamos aquí presentes, es que creemos en el valor de las personas y en su capacidad de emprendimiento.  
 
 
Características que fueron parte esencial de la vida de don Andrónico Luksic Abaroa, quien supo generar oportunidades de crecimiento, no sólo en el aspecto económico, sino que especialmente, en el desarrollo de las potencialidades de cada una de las personas que estuvieron cerca de él.  
 
 
Este aporte constituye un impulso fundamental para el desarrollo de la minería en la Universidad Católica, que a través de la construcción de nuevas dependencias y de la creación de la Cátedra Andrónico Luksic, espera constituirse en un referente para la industria minera, tanto en Chile como a nivel internacional.  
 
 
Estamos seguros que este convenio nos ayudará a cumplir nuestros objetivos de largo plazo, para realizar nuestra misión: Una Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica que busca la verdad, para ponerla al servicio de la sociedad a la que debemos servir para darle dignidad y construir un país alumbrado por el mensaje cristiano. 
 
 
Chile es un país minero, que hoy tendrá una casa - el edificio Andrónico Luksic - donde serán acogidos y desarrollados el conocimiento y la investigación, para que luego, sean un aporte al crecimiento y a la eficiencia de la actividad.  
 
Queremos hacer mejor las cosas en minería, porque el desarrollo de nuestro país depende, en una buena medida, de ello.  
 
 
Tenemos la confianza de que don Andrónico, estaría muy contento de esta importante iniciativa de desarrollo que llevará su nombre y que potenciará la minería en Chile, porque se trata de una industria, de una actividad realizadora que cautivó siempre su corazón.  
 
 
Finalmente, quiero señalarles que este importante apoyo significará dar un gran paso para el proceso de desarrollo de la actividad minera en Chile.  
 
 
Desde la razón y el sentimiento. Muchas gracias señora Iris, Andrónico, Guillermo, Jean Paul, Paola y Gabriela. Gracias a Minera Los Pelambres por colaborar con nuestra tarea de búsqueda de la verdad y de colaborar en el desarrollo de Chile.  
 
 
Demos especial gratitud a Nuestro Señor por su constante acompañamiento en nuestra historia como Universidad Católica.  
 
 
Muchas gracias. 
"Chile es un país minero, que hoy tendrá una casa - el edificio Andrónico Luksic - donde serán acogidos y desarrollados el conocimiento y la investigación, para que luego, sean un aporte al crecimiento y a la eficiencia de la actividad".  

 

 
 
  Noticias por tema  
   
  Noticias por fecha  
   
  Ediciones Impresas  
   
  Agenda  
   
   
 
 
  Contacto  
  Mapa del Sitio  
  Noticias en tu mail  
 
© 2014 Pontificia Universidad Católica de Chile. Escuela de Ingeniería. Todos los Derechos Reservados.